Enfermedad de la Peyronie
24 febrero, 2020
El Hospital Virgen del Alcázar dona 25 camas para equipar hospitales africanos
29 abril, 2020

Quedarse en casa es una medida dura y difícil de aceptar en estas fechas, pero estamos viendo que es una medida muy eficaz para frenar la pandemia que estamos sufriendo.

Ahora es necesario que sigamos cumpliendo medidas higiénicas adecuadas, tanto personales como de nuestra casa y entorno. Mantener el hogar en orden y no autoexigirnos demasiado estos días nos puede ayudar a conservar la calma y superar de forma positiva estos días de confinamiento.

Llevar una buena alimentación es parte fundamental para conseguir nuestro objetivo de estar positivos y combatir el virus fuertes y sanos. Es normal que al estar en casa tanto tiempo tengamos más hambre y que a veces el aburrimiento, la desesperación e incluso lo que estamos viendo constantemente en redes sociales, nos lleve a cocinar cosas más calóricas o ricas en azucares.

Qué comprar y cómo cocinar

Como farmacéutica y nutricionista, os dejo unos consejillos prácticos para la situación que estamos viviendo:

  • Intenta comprar solo una vez a la semana (siempre con guates y sin tocar productos que luego no te vas a llevar a casa).
  • Compra carne y pescado y congela en las porciones o cantidades adecuadas al consumo de la familia.
  • Lleva una lista organizada de comidas, cenas y picoteo saludable. (Organizar la semana de antemano te ayudará a hacer una compra más efectiva y eficaz).
  • Ten siempre cerca frutas y verduras (pero compra con moderación y de forma semanal para evitar tirar fruta estropeada porque no da tiempo a comerla). Recuerda que hay que tomar 5 piezas al día.
  • Es muy importante tomar alimentos ricos en vitamina C para mantener al día nuestras defensas: kiwis, naranjas, mandarinas, fresas, brócoli, tomates, alcachofas….
  • Intenta aumentar el consumo de productos integrales y legumbres (te ayudaran a evitar el estreñimiento que a veces pueden provocar el sedentarismo y la disminución de actividad física).
  • Reutiliza y reinventa guisos (incluso con sobras de días anteriores). Cocinar para uno solo en algunos casos es difícil, pero puedes congelar o reinventar platos (cocina de aprovechamiento).
  • Date algún capricho semanal (pero intenta reducir azúcares y grasas, hay muchas recetas que mantienen tradiciones disminuyendo estos productos).
  • Si tienes hijos, comparte las tareas de la cocina con ellos, enseñándoles las propiedades de los alimentos y disfrutando del momento en familia.
  • Evita el consumo de alimentos precocinados y ultraprocesados, es un momento ideal para aprender a cocinar o para iniciarse en algunas recetas.
  • No te preocupes si cocinas guisos o platos muy calóricos. Lo importante en ese caso es reducir las cantidades de los platos servidos.
  • Mantén una rutina de ejercicio físico en casa, no solo para controlar el peso, sino para mantener el cuerpo activo y positivo.
  • Intenta ponerte al sol todos los días un ratito en tu ventana o balcón (te ayudará a mantener los niveles de calcio y vitamina D.

Esta Semana Santa será diferente, pero también puede ser una oportunidad para vivir momentos en familia o de relax que debido a las prisas y al estrés del día a día teníamos olvidados. Incluso en la distancia puedes cuidar y hablar con tus seres queridos y crear momentos especiales. 

Angélica Aragón Aragón – Farmacéutica y Nutricionista – @angelica_aragon_nutricion

Hospital Virgen del Alcázar #QuédateEnCasa

Fotografía de archivo cedida por Mª José Fotógrafo

Comments are closed.

  • Pide cita aquí
  • Pide cita aquí
    AVISO LEGAL

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.