«Cuidados contra el linfedema» para pacientes con cáncer de mama
26 noviembre, 2018
Donación de trabajadores y empresa a la asociación D’Genes
14 enero, 2019

Comienza 2019 y, como cada año, nos proponemos cambiar pequeñas cosas de nuestro día para conseguir sentirnos mejor y hacer que los demás también lo estén. Las dietas y el ejercicio físico encabezan siempre nuestras listas, pero debemos de tener en cuenta una importante premisa: es casi imposible que logremos cumplir nuestro objetivo en dos semanas. Debemos tomarnos diez minutos y hacer un pequeño calendario en el que fijaremos retos a corto plazo, de esta forma iremos dando pequeños pasos hasta nuestra meta final y no perderemos la paciencia.

Aprender a comer bien

Si necesitas perder unos kilos, no te lances a una dieta milagro de una semana, aprovecha para cambiar esos pequeños hábitos alimenticios que te perjudican por otros saludables. De esta manera, perderás peso más lentamente pero de forma segura y, lo que es más importante, para siempre.

  • Desayuna siempre. Esta es la comida más importante porque aporta los nutrientes necesarios para empezar bien día, y además permite que nos demos los mayores caprichos porque tenemos todo el día para quemar calorías. Debemos evitar el exceso de azúcares procesados que se encuentran en algunas galletas y cereales, pero podemos tomar una buena tostada con aceite, tomate o incluso con jamón. Podemos acompañar la tostada con un zumo natural (los procesados contienen mucha azúcar), fruta, leche o con un café que nos llenará de energía.
  • Realiza las cinco comidas diarias. Es la mejor manera de evitar llegar a la siguiente comida con mucha hambre y darnos un atracón. Además, podemos utilizar el almuerzo y la merienda para incluir fruta en nuestra dieta.
  • Dieta mediterránea. La conocemos muy bien, es sencilla, barata y muy completa. Solo debemos cumplir unas normas claras: evitar los fritos y las carnes rojas con exceso de grasa, y utilizar más la plancha y el horno para cocinar tanto la carne como el pescado.
  • Controla el pan, sobre todo en la cena. Estamos acostumbrados a acompañar nuestras comidas con pan y no es necesario eliminarlo; será mejor siempre si es integral o con semillas, lo más natural posible.
  • No piques entre horas y, si lo haces, toma frutas o alimentos saciantes y sanos como tres o cuatro nueces.
  • Nuestra bebida principal debe ser siempre el agua. Lo recomendable es tomar al menos 1,5 litros de agua al día.

Recuerda que lo más importante no es el tiempo que tardemos en perder peso, sino aprender a comer bien para siempre y no estar siempre haciendo dieta.

Más consejos en Instagram @angelica_aragon_nutricion y en Facebook @Hvirgenalcazar

Angélica Aragón Aragón. Farmacéutica y nutricionista

Hospital Virgen del Alcázar de Lorca – 968471678

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Pide cita aquí
  • Pide cita aquí
    AVISO LEGAL

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.